Volver

Consejos útiles

En cualquier viaje, es conveniente contratar un seguro que cubra problemas en los desplazamientos, robos, pérdidas y posibles problemas médicos y legales.

Documentación

Los ciudadanos españoles que quieran viajar a Senegal deben tener pasaporte con validez mínima de seis meses. No se les exige visado para entrar en el país, siempre que la estancia no supere los 90 días. Si se va a permanecer en Senegal más de tres meses, hay que solicitar un visado al Ministerio de Interior de Senegal, explicando el motivo de la estancia. La tramitación durará de diez a quince días. El teléfono de la Embajada de Senegal en Madrid es el 91 745 10 03.

Se aconseja siempre llevar al menos una fotocopia del pasaporte, visado y documentos de viaje (billetes, reservas, seguro,…) en un lugar diferente al original, para poder presentarlas en caso de pérdida y robo. Una medida complementaria es escanear estos documentos y tenerlos almacenados en una cuenta de email.

Es aconsejable que te aprendas nuestro teléfono (0034 630 81 02 01), así como el de la Embajada de España en Dakar (+221 821 91 37 y +221 821 11 78), en previsión de cualquier eventualidad

Sanidad

Te recomendamos informarte con antelación suficiente -al menos mes y medio- sobre las vacunas recomendadas (entre ellas están las del tétanos, la hepatitis A y B y la fiebre amarilla), así como sobre el tratamiento de prevención de la malaria. Puedes consultar la página web del Ministerio de Sanidad español y acudir a algunos de los servicios regionales de vacunación internacional.

Es conveniente traer un botiquín que incluya antibióticos, antidiarreicos, antiinflamatorios, suero oral, repelente de insectos (que contenga DEET), crema de protección solar y todos aquellos medicamentos que necesites de forma regular. Para protegerse del fuerte sol son recomendables gorra o sombrero y gafas de sol. En caso de que seas alérgico, debes tener en cuenta que vas a desenvolverte en un medio rural.

Hay que extremar las precauciones con el agua. Es mejor comprar siempre agua embotellada y usarla incluso para lavarte los dientes. Para las excursiones y el trekking, es muy útil una cantimplora.

Asimismo, se recomienda evitar el consumo de alimentos no cocinados, así como de frutas y verduras no peladas.

Bancos, comunicaciones y transporte

La diferencia horaria es de dos horas menos que en la zona del meridiano de Greenwich. Hay que tener en cuenta que el concepto del tiempo y su transcurso no es el mismo en Senegal que en otros países.

La moneda de Senegal es el franco CFA, que tiene un cambio fijo con el euro de 655,967 francos por euro.

Existe una amplia red de bancos, cajeros automáticos y casas de cambio en la capital del país, pero es difícil encontrarlos en las zonas rurales. Puedes cambiar en los hoteles. Es conveniente cambiar al menos parte del dinero en los aeropuertos internacionales.

La corriente eléctrica es de 220 V y no es necesario adaptador para los enchufes, que son del mismo tipo que los europeos. El suministro eléctrico sufre frecuentes cortes (lleva contigo una buena linterna) y no es posible recargar las baterías en los campamentos, por lo que es mejor llevar varias de repuesto.

Existen autobuses que unen las principales localidades del país y es posible alquilar coches, aunque en algunas zonas no es muy recomendable recorrer en solitario las carreteras. Es mejor contratar un coche con chofer local. Para acceder desde la parte norte a la sur del país, también puede hacerse el trayecto en barco, recorriendo la costa.

Para telefonear a Senegal hay que marcar el prefijo internacional (00), seguido del prefijo del país (221) y el número de teléfono con el que queramos contactar. Los números tienen siete dígitos. Existen teléfonos públicos.

Hay cobertura de móviles en prácticamente todo el país, activando el servicio de roaming. Otra opción es comprar un móvil con una tarjeta local de prepago, para usar durante la estancia.

Otros datos prácticos

Debes mantener en cualquier momento las precauciones mínimas de seguridad, como vigilar tus objetos personales, no hacer ostentación de objetivos valiosos y no caminar solo de noche por la calle, así como extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera.

La población de las comunidades rurales de Senegal conserva, en su mayoría, las formas tradicionales de vestir. Es aconsejable llevar ropa cómoda, no ajustada, de colores claros o verdes (para evitar atraer a los mosquitos) y teniendo en cuenta que si cubrimos las piernas y los brazos evitaremos tanto las picaduras como el efecto de los fuertes rayos de sol. Es conveniente llevar zapatillas de deporte o botas de trekking, si se quieren realizar algunas de las excursiones propuestas.

Durante las noches y en los meses de invierno, las temperaturas pueden bajar. Incluye alguna cazadora o forro polar en tu equipaje.

Es mejor llevar contigo todo lo que necesites para tus equipos fotográficos y de video; es difícil encontrarlo en el país.

Aconsejamos llevar una bolsa estanca para evitar que el polvo y el agua dañen las cámaras fotográficas, de video, prismáticos y otros equipos durante los desplazamientos por caminos y por agua (entre islas o en ríos).

Las personas en Senegal son muy educadas y tiene muy en cuenta los buenos modales. Una actitud respetuosa y amable te abrirá muchas puertas y el buen humor puede ayudarte a solventar situaciones complejas.

En muchos sitios está prohibido fumar en público (por ejemplo, en las mezquitas y sus alrededores).

Los ciudadanos senegaleses acogen muy positivamente los intentos de aprender y practicar sus idiomas nativos.

Hay que actuar con respeto y cuidado a la hora de fotografiar ciertos lugares o personas. Si te encuentras con alguna reacción en contra, debes parar de hacer fotos y disculparte con las personas ofendidas.

Volver