Volver

Lugares de interés en la zona

Senegal es uno de los países de África donde se han encontrado restos de asentamientos humanos de mayor antigüedad y donde el relativo aislamiento y la situación desfavorecida de las comunidades rurales han propiciado la pervivencia de creencias y ritos ancestrales, que contribuyen a una enorme riqueza humana y cultural en un país de exuberante naturaleza: el país cuenta con seis parques naturales y una treintena de reservas naturales.

Jóvenes bedik en una ceremonia tradicional.

Jóvenes bedik en una ceremonia tradicional.

La lengua oficial de Senegal es el francés, pero existe una gran variedad de etnias y diversidad lingüística. Los wolof (u olof) representan en torno al 42% de la población, siendo su idioma el más utilizado en la vida cotidiana del país. Le siguen, por número de personas, los poular, con el 33%, los serer, con el 15%, los jola, con el 4% y los mandinga, con el 3%. El resto se divide entre pequeñas comunidades rurales. Más del 90% de la población profesa hoy la religión musulmana, cuyas creencias, ritos y tradiciones conviven con los tradicionales de las diferentes etnias. Los ritos animistas son practicados por personas de todas las religiones y culturas.

Su posición estratégica, en la costa occidental de África, convirtió a Senegal en uno de los principales puertos del comercio con las potencias extranjeras, sobre todo Francia y Reino Unido. El país fue uno de los principales enclaves del tráfico de esclavos, siendo la isla de Gorée memoria de ese triste capítulo de la historia senegalesa.

 

 

Entre los principales puntos de interés para el viajero están:

 

Sant Louis es patrimonio de la humanidad.

Sant Louis es patrimonio de la humanidad.

Sant Louis: Entre paisajes de la sabana de acacias del Sahel, esta la colonial ciudad de Sant Louis, patrimonio mundial de la Humanidad. Antigua capital del África Occidental francesa, su casco histórico colonial, el puente Faidherbe y el barrio de los pescadores son algunas de las atracciones turísticas que hacen de esta ciudad un lugar inolvidable.

 

 

 

Pueblo de los peul.

Pueblo de los peul.

 

 

 

Parque de Djoudj: Es el tercer parque nacional del mundo por población de pelícanos, y acoge el mítico Desierto de Lompoul. Allí habitan los legendarios pastores nómadas Peul, con sus grandes rebaños de vacas.

 

Puerto de Dakar, la capital del país.

Puerto de Dakar, la capital del país.

 

 

 

Dakar e Isla de Gorée: Capital del África Occidental francesa, Dakar es una ciudad moderna a la vez que conserva con orgullo su carácter africano, artesanía y colores, vestigios de la época colonial. A sólo tres kilómetros, encontramos la isla de Gorée, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1972. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial, además de ser escenario de un pasado con tres siglos de esclavitud.

 

Afrique.Pescadores

 

 

 

 

Pequeña Costa: Estación balnearia ubicada en un emplazamiento excelente para disfrutar de las playas de arena fina de la zona, caracterizada por un clima suave, pueblos de pescadores y centenares de barcos coloridos.

 

Delta del Sine Saloum.

Delta del Sine Saloum.

 

 

 

Delta del Sine Saloum: Inmensos manglares con aguas tranquilas, feudo de la tribu Ñominka, paraíso de los pescadores y los ornitólogos: pelícanos, flamencos, garza Goliat… Numerosas islas cercadas de aguas y manglares infinitos, donde ver la puesta de sol desde una canoa es una experiencia inigualable de la magia africana.

 

 

Mujer de un poblado de Casamance con agua.

Mujer de un poblado de Casamance con agua.

 

 

 

Casamance: Es la región de los grandes ríos y bosques sagrados, plagados de ceibas y palmeras. Aquí la leyenda de los dioses africanos, de los míticos guerreros, se confunde con la realidad cotidiana de la tribu de ‘los Diola’. Lugares desconocidos que revelan la pura África tradicional, como Eloubline, Enampore y sus casas, Impluvium, Mlomp y sus pisos de barro, la isla de Carabane entre mar y río, Casamance y sus playas encantadoras. A sólo hora y media de viaje, encontramos el Cabo Skiring, el Caribe africano.

 
Los bedik crían su propio ganado.

Los bedik crían su propio ganado.

 

 

 

Senegal Oriental: Para aquellos que quieren seguir los pasos en la ‘’clásica’’ etapa entre los viajeros por África que se dirigen camino a la mítica ciudad de Tombuctú y la Curva del Río Níger en Mali. Aquí viven las míticas tribus Bassari, Bedik y Malinké, alrededor de las montañas del Fuuta Djalón. Animistas desde milenios, con costumbres y tradiciones que han podido sobrevivir con el paso del tiempo, adornan sus veladas con cuentos y nos enseñan las leyendas vivas, como las de los ‘hijos del Camaleón’, o los ‘hijos del Búfalo’.

 

El agua es protagonista en Niokolo Koba.

El agua es protagonista en Niokolo Koba.

 

 

 

 

Parque del Niokolo Koba: Última reserva salvaje de fauna del África occidental donde mamíferos, felinos, aves y una flora exuberante y variada representan orgullosamente uno de los ambientes más vírgenes de estas tierras, en perfecta simbiosis con las comunidades rurales que limitan sus orillas.

 

 

Lago en la reserva de la biosfera Niokolo Badiar.

Lago en la reserva de la biosfera Niokolo Badiar.

 

 

 

 

 

Reserva de la Biosfera del Niokolo-Badiar: De impresionante riqueza en flora y fauna, la reserva acoge asentamientos de algunas de las principales tribus animistas senegalesas, como los Bedik, los Bassari y los Coniagui, antiguos cazadores y apicultores hoy en día reconvertidos hacia otras actividades de supervivencia. Sus métodos de tratamiento de cereales, miel y trasformación de los productos locales se han mantenido invariables durante milenios.

 

Volver