Volver

Consejos útiles

En cualquier viaje, es conveniente contratar un seguro que cubra problemas en los desplazamientos, robos, pérdidas y posibles incidencias médicas y legales.

Documentación

Los ciudadanos españoles no necesitan visado de turista para viajar a Perú. Pueden entrar en el país con el pasaporte y permanecer allí por un periodo máximo de 183 días. (Si procedes de otro país, puedes consultarnos los requisitos de entrada).

Se aconseja siempre llevar al menos una fotocopia del pasaporte, visado y documentos de viaje (billetes, reservas, seguro,…) en un lugar diferente al original, para poder presentarlas en caso de pérdida y robo. Una medida complementaria es escanear estos documentos y tenerlos almacenados en una cuenta de email.

Es aconsejable que te apuntes o te aprendas nuestro teléfono (0034 630 81 02 01), así como el de la embajada española en Lima (emergencia consular: (51) 99565 5898), en previsión de cualquier eventualidad

Sanidad

Te recomendamos informarte con antelación suficiente -al menos mes y medio- sobre las vacunas recomendadas (entre ellas están la del tétanos y la fiebre amarilla). Puedes consultar la página web del Ministerio de Sanidad español y acudir a algunos de los servicios regionales de vacunación internacional.

Es conveniente llevar un botiquín que incluya antibióticos, antidiarreicos, antiinflamatorios, suero oral, repelente de insectos (que contenga DEET), crema de protección solar y todos aquellos medicamentos que necesites de forma regular.

No es aconsejable beber agua del grifo en ninguna ciudad de Perú. Los propios peruanos la hierven antes de consumirla. Es mejor comprar agua embotellada.

Bancos, comunicaciones y transporte

La diferencia horaria es de seis horas menos que en la zona del meridiano de Greenwich. Hay que tener en cuenta que el concepto del tiempo y su transcurso no es el mismo en Perú que en otros países. Cinco minutos bien pueden convertirse en cinco horas de espera. Intenta cambiar tu forma de pensar.

La moneda peruana es el nuevo sol. En estos momentos, el cambio con el euro ronda los 3,5 soles.

Existe una amplia red de cajeros automáticos distribuidos por todo el país y casas de cambio. Si llevas dinero en efectivo, ten en cuenta que los dólares son más fáciles de cambiar que los euros, que no son admitidos en todos los bancos. Los cheques de viaje son difíciles de cambiar.

La corriente eléctrica es de 220 V y los enchufes tienen dos clavijas planas, como los de Estados Unidos. Recuerda llevar un adaptador.

A veces es difícil encontrar tarjetas para cámaras fotográficas y otros accesorios para teléfonos móviles y ordenadores portátiles. Intenta ir bien equipado.

El medio de transporte interno más habituales es el autobús. La red de carreteras es deficiente y está saturada, lo que provoca que los desplazamientos sean muy largos en duración, aunque el recorrido en kilómetros sea pequeño.

Debido a las grandes distancias en el país y a la posición de los Andes, que dividen el territorio en dos mitades, existen varios vuelos internos entre las principales ciudades.

Para telefonear a Perú hay que marcar el prefijo internacional (00), seguido del prefijo del país (51) y el número de teléfono con el que queramos contactar. Los números tienen nueve dígitos. Existen teléfonos públicos.

Existe cobertura de telefonía móvil e Internet en la mayor parte del territorio del país.

Las cartas enviadas por correo postal pueden tardar de dos a tres semanas en llegar a un país europeo y entre una y dos semanas a Estados Unidos.

Otros datos prácticos

Debes mantener en cualquier momento las precauciones mínimas de seguridad, como vigilar tus objetos personales, no hacer ostentación de objetivos valiosos y no caminar solo de noche por la calle.

Santa Clara se encuentra en la zona centro del Perú, próximo a la costa, y tiene una temperatura cálida durante todo el año. Te recomendamos que lleves ropa cómoda, ligera y discreta.

La gente en Perú es muy educada y tiene muy en cuenta los buenos modales. Una actitud respetuosa y amable te abrirá muchas puertas.

Hay que actuar con respeto y cuidado a la hora de fotografiar ciertos lugares o personas. Si te encuentras con alguna reacción en contra, debes parar de hacer fotos y disculparte con las personas ofendidas.

El regateo es una práctica habitual en mercadillos o vendedores ambulantes, pero siempre con respeto y educación.

Volver